¿Qué es la conexión mente-músculos?

El culturismo es realmente un juego tanto mental como físico y los desafíos psicológicos se presentan de muchas formas, los cuales van desde la brutalidad del entrenamiento hasta lidiar con el hambre persistente en una deita.

Sin embargo, es la  conexión mente-músculo  (vital para desarrollar el físico de un culturista) lo que distingue a los culturistas de alto rendimiento de los aficionados… es que puede llevarte varios  años desarrollar una conexión lo más eficiente posible…

Levantar y bajar repetidamente una carga con el fin de producir una «callosidad muscular», es decir, un músculo agrandado, no parece muy útil desde una perspectiva evolutiva.

Por otro lado, somos animales sociales y la musculatura tiene valor como atrayente sexual, pero a pesar del atractivo sexual, incluso la noción de que el crecimiento muscular es una respuesta verdaderamente adaptativa al entrenamiento de fuerza ha sido cuestionada por los científicos.

El estímulo es la clave

Cada atleta lucha con grupos musculares rezagados pueden, lo que muestra  una característica sobresaliente del estímulo de crecimiento muscular.

Algunos músculos parecen activarse, bombearse y  crecer muy fácilmente, mientras que otros tienen necesidades de recuperación únicas  y pueden requerir mucha más insistencia en términos de variedad, intensidad, volumen y/o frecuencia de estímulo.

Esto significa que para sacar a la luz grupos de músculos «débiles» es necesario:

  • Lograr tu cabeza funcione bien, para lograr la conexión mente-músculos que te sirve desde aprender las habilidades hasta elegir los ejercicios correctos en una programación correcta.
  • Prestar especial atención a la frecuencia del entrenamiento, la secuencia de ejercicios y los esquemas de repeticiones / series.
  • Asegurar que el volumen y la recuperación (tiempo, dieta, suplementación, etc.) sean adecuados para ti.

Hablos de ti, porque cada programa, cada método y cada interpretación mental de lo que debes hacer es individual, por ello el seguimiento en una preparación es personalizada.

Pero ¿qué es la conexión mente-músculo (CMM)? 

En lenguaje teórico, la CMM es la capacidad neurológica para realizar un movimiento de entrenamiento de fuerza, de manera que los músculos objetivo deseas entrenar específicamente, sean los trabajados.

De hecho esta habilidad, asegurando tanto una carga mecánica como un estrés metabólico durante el ejercicio o, cubriendo cualquier otro objetivo de rendimiento (reps o series o esquema de carga) está limitada en particular por la fisiología de los músculos objetivo.

En términos más sencillos, la CMM se trata de hacer que el músculo objetivo sea el foco central del estímulo de un ejercicio dado, de modo que reciba la peor parte del estrés y, por lo tanto, la mayor parte del estímulo hipertrófico al realizarlo.

Esto, por supuesto, se logra  concentrándote mentalmente en el músculo objetivo durante la serie, visualizándolo y sintiéndolo propioceptivamente.

Los estudios sobre el impacto de las imágenes mentales en la sala de pesas se han centrado, en gran medida, en las ganancias de fuerza que pueden no reflejar las estrategias de activación específicas de los músculos que se necesitan para una CMM (conexión mente-musculos) fuerte.

  • De hecho, simplemente imaginar el levantamiento (flexor del codo / curls), sin ningún entrenamiento real involucrado, puede producir un aumento en la fuerza que se acompaña de un aumento de la actividad eléctrica de los músculos

La literatura sugiere que la práctica mental es especialmente efectiva cuando las tareas son relativamente simples, tienen un componente cognitivo y las imágenes se entrelazan con la práctica real.

Idealmente, hay un retraso mínimo después de las imágenes antes de la ejecución de la tarea por tanto debes ser específico y no estés pensando en gilipollas… no te demores, pero no lo pienses demasiado…

La  CMM realmente está en el centro de todo, porque mediante esa conexión literalmente construyes y esculpes específicamente tu musculatura.

Aunque obviamente, el entrenamiento con pesas produce un crecimiento específico para la musculatura entrenada y hacer surgir los grupos de músculos débiles depende de cómo los entrenas y, como utilizas la CABEZA para entrenarlos.