Proteínas vegetales o incompletas, ¿debería contabilizarlas?

Si estás siguiendo una dieta basada en plantas o estás tratando de descubrir cómo realizar un seguimiento adecuado de tu ingesta diaria de macronutrientes, la cuestión de la proteína completa versus la proteína incompleta surge con bastante frecuencia, especialmente porque no sabemos si debemos contabilizarla o no.

¿Deberías contar las proteínas incompletas como parte de tu total diario de proteínas?, ¿contribuyen positivamente al crecimiento muscular?. En realidad la respuesta es simple, ciertamente lo hacen.

Al sumar 30 gramos de pechuga de pollo o 1 gramo de plátano, cada gramo de proteína que consumes durante el día cuenta para tu total de proteínas y ayuda a desarrollar músculos y quemar grasa.

Todas las proteínas están formadas por sus bloques de construcción individuales (aminoácidos), nueve de los cuales se consideran «esenciales» ya que el cuerpo no puede producirlos por sí solo.

  • Tradicionalmente, las “proteínas completas” son aquellas que contienen una proporción suficiente de los 9 aminoácidos esenciales por sí solas y generalmente se derivan de fuentes animales como pollo, ternera, huevos, lácteos, etc.
  • Por otro lado, las «proteínas incompletas» son aquellas que son particularmente bajas en al menos un aminoácido esencial, que normalmente se denomina «aminoácido limitante» en ese alimento. Generalmente se derivan de fuentes vegetales como frutas, verduras y cereales.

Si por alguna razón solo estuvieras comiendo una cantidad relativamente pequeña de proteína por día de un número limitado de fuentes, esto probablemente se convertiría en una preocupación legítima ya que no estarías recibiendo una cantidad suficiente de ciertos aminoácidos necesarios para optimizar la síntesis de proteínas musculares. y salud general.

Sin embargo, en el contexto de una dieta general que proporciona suficiente proteína total diaria de una variedad de fuentes, la noción de “proteína completa versus proteína incompleta” básicamente deja de ser un problema.

Más proteínas y más aminoácidos no significan automáticamente más crecimiento muscular, y hay rendimientos decrecientes a medida que la ingesta total de proteínas aumenta cada vez más hasta que finalmente no hay ningún beneficio adicional.

Entonces, en lugar de pensar en términos de “proteína completa versus proteína incompleta”, es mucho más útil pensar simplemente en términos de ingesta total de proteínas y de aminoácidos durante todo el día. Por otro lado, el cuerpo también tiene una “reserva de aminoácidos libres” disponible de la que puede extraer si faltan ciertos aminoácidos en un momento particular en el que son necesarios.

¿Sobre qué pienso?; en el siguiente vídeo hablo de por qué es importante tenerlas en cuenta, sobre todo al combinarlas.

Es una pregunta algo tonta si podemos vivir solo de proteínas incompletas, pero la respuesta tampoco es sencilla. Muchas proteínas vegetales están incompletas y se recomienda combinarlas con otro tipo de proteína.

Muchas investigacione hablan sobre los diferentes aminoácidos, pero los autores no parecen entender ni mencionar cuál será el resultado práctico.

¿Qué sucede exactamente si solo como pastas, arroz o lentejas con cacahuetes durante un día como proteína sin complementar los aminoácidos que faltan?. Si miro la etiqueta nutricional del cacahuete, por ejemplo, y dice que comí 100 g de proteína, ¿cuánta llegó a usar realmente mi cuerpo?, ¿es 0%, 25%, 50%, 90%?. Pues bien, en el vídeo que preparé al final de este tema hablo de si debería contabilizarlas y cómo.

Para ver este video, debes tener una suscripción de pago.