Los factores psicológicos de la dependencia al entrenamiento

Resumen: el ejercicio puede volverse física y psicológicamente una actividadad imprudente si se lleva al extremo. Un ejemplo es la dependencia que muchos atletas fitness sostienen, especialmente durante el verano.

Un interesante estudio  exploró los posibles factores concomitantes psicológicos, motivacionales, emocionales y conductuales de la dependencia del culturismo, con un enfoque particular en los motivos para el entrenamiento con pesas.

Usando un paradigma de análisis de ruta, los modelos causales buscaron explicar las asociaciones entre las variables clave del estudio.

¿Cómo se realizó el estudio?

Se reunió una muestra de conveniencia de 101 hombres mayores en Australia. Estos atletas, que entrenaban con pesas de forma activa completaron un cuestionario que incluia medidas de dependencia al entreno (mejorar socialmente, dominio de la actividad con fines deportivos, reducir la hostilidad, romper el estrés, entre otras motivaciones como atraer chicas, etc,etc).

¿Cuáles fueron los resultados motivacionales?

Se identificaron tres motivos para el entrenamiento con pesas:

  • Control del estado de ánimo.
  • Ansiedad física y,
  • Desafío personal.

De estos, el desafío personal y el control del estado de ánimo fueron los más directamente relacionados con la dependencia. La dependencia social fue particularmente relevante para el desafío personal, mientras que la dependencia del entrenamiento se asoció tanto con el desafío personal como con el control del estado de ánimo.

Los científicos demostraron un vínculo directo con la ansiedad física, lo que refleja un componente único de la dependencia del ejercicio.

¿Qué piensan los científicos?

  • La ira, la hostilidad y la agresión reflejan las dimensiones emocionales, cognitivas y conductuales de un constructo de personalidad a menudo descripto bajo el término genérico hostilidad (Smith, Glazer, Ruiz & Gallo, 2004).
  • Las tres dimensiones están relacionadas en que la hostilidad y la ira pueden crear una tendencia a la acción para involucrarse en agresión física o verbal (Barefoot & Lipkus, 1994).
  • Dependiendo de los estilos de afrontamiento individuales, esta tendencia a la acción puede expresarse externamente o suprimirse (Smith et al., 2004).
  • El modelo transaccional discutido por Smith et al. sugiere que la agresión manifiesta hacia otras personas significativas puede provocar respuestas antagónicas que llevan a un nivel mayúsculo de estrés, niveles más altos de hostilidad e ira y, en última instancia, la perpetuación de la agresión en un ciclo de retroalimentación continuo.

Sobre la base de su experiencia personal y entrevistas con atletas, Gavin (2004) observó que los culturistas tendían a tener personalidades fuertes, una característica que puede reforzarse aún más con el abuso o el mal uso de química (Giardino & Procidano, 2012 ).

Sin embargo, para la mayoría de los científicos, los culturistas a menudo están motivados por el deseo de deshacerse de las tendencias agresivas o estresantes (Crossley, 2005).

Todas las variantes se dan entonces por un valor X en autoestima y un valor Y en los nvieles de actividad vigorosa en el gimnasio.

¿Qué conclusiones podemos tener?

Si bien no fue posible determinar la causalidad con los datos disponibles, se identifican los roles conjuntos de las variables que influyen o son influenciadas por la dependencia del culturismo o fitness.

Los resultados destacan motivaciones únicas para practicarlo y sugieren que la dependencia podría ser el resultado y una forma de lidiar con el estrés que se manifiesta como estado de ánimo.

Esto además proporciona un marco potencial para futuras investigaciones a través de la demostración de vínculos causales plausibles entre estas variables.

Referencia:

  • Journal of Behavioral Addictions (NEIM N. EMINI* and MALCOLM J. BOND**) – 2014 Sep; 3(3): 182–188.