Funcionamos por adaptaciones, encaminados a la supervivencia

Lo has visto en las películas mil veces; el héroe cuelga de una cuerda con una mano mientras sostiene a una damita indefensa con la otra; el héroe se aleja de un edificio justo antes de que explote; un grupo de personas se adelanta a una ola que se aproxima mientras trepan una colina hacia un sitio con más seguridad; y así sucesivamente etc, etc.

 Imagínate si tu supervivencia dependiera de algo más mundano que de una película dramática. Es probable que nunca te enfrentes a ninguna de estas situaciones (pero es posible que lo hagas)

Aun así, la mayoría de las personas no están preparadas patéticamente para salvar sus propias vidas, y mucho menos las de los demás en caso de que surja la oportunidad.

Incluso en esta era moderna de procedimientos médicos de emergencia, equipos de crisis de respuesta rápida y comunicación instantánea, en algún momento, es posible que necesite guardar su propio trasero.

 

¿Qué pasaría si tuvieras que saltar una valla para alejarte del peligro? ¿O subirte a un techo? ¿O usar una explosión de energía para salir de una situación peligrosa o de supervivencia real?.

Estas son situaciones mucho más probables que podrían matarte si no cumples con la tarea (y muchas personas no pueden); algunas personas ni siquiera pueden ayudarse a sí mismas durante situaciones que no son de emergencia; personas cuya falta de movilidad les impide levantarse de un piso o incluso de una silla y no estoy hablando de los discapacitados; me refiero a individuos perfectamente (o potencialmente) sanos que han caído al punto de no sobrevivir (si alguna vez surgiera la situación).

Pero no solo los super-incapaces están en peligro de morir en situaciones peligrosas; también hay millones de personas las que se consideran «aptas» porque se ejercitan de forma regular, se ven saludables y fuertes, o se entrenan usando promociones de televisión populares con trucos locos como «entrenamiento de intervalo».

Estos sujetos pseudoajustados, aunque tienen más probabilidades de sobrevivir, siguen siendo lamentablemente inadecuados en comparación con los que viven en un desafío constante en crear un ambiente de choque para readaptar sus cuerpos a la lucha permanente que no solo ofrece resultados sino muchos, muchos músculos y motivación.

Entrena tu fuerza para la supervivencia

Para sobrevivir, necesitarás un nivel mínimo de fuerza para realizar tanto las tareas a corto plazo (como quitar objetos de ti mismo y los demás) como las tareas a largo plazo (como llevar a alguien sobre un terreno accidentado).

A diferencia de los movimientos aislados que pueden proporcionar las máquinas con pesas en un gimnasio, estos requisitos de fuerza de supervivencia incluyen movimientos dinámicos que incorporan múltiples grupos musculares y movimientos de todo el cuerpo.

Por esa razón, realizar ejercicios balísticos con pesas rusas y bolsas de arena puede proporcionar una fuerza más útil en una situación de emergencia del mundo real, además es desafiante y crea ese entorno de adaptación que el cuerpo necesita como lucha o huida; este tipo de entreno además te ayudará en tu resistencia muscular total, tu fuerza de agarre y tu bienestar mental.

Entrena tu resistencia y aptitud para la supervivencia

Es posible que una situación de emergencia requiera largos períodos de esfuerzo físico que lo empuje a tus límites; desafortunadamente, «suicidarte» cuando tu vida (o alguien más) está en riesgo te causará más daño que solo un ejercicio decepcionante en el gimnasio, además, la actividad de larga duración puede requerir más que solo correr durante mucho tiempo, podría implicar llevar una carga (como una persona o suministros).

Por esa razón, es una buena idea incorporar el entreno de fuerza para tu  acondicionamiento físico;  usar pesas ligeras o bolsas de arena, cuerdas de combate y ejercicios de martillo puede ayudarte a lograr la combinación correcta de entreno con pesas y acondicionamiento y, a la vez te proporciona movimientos funcionales de cuerpo completo que se traducirán en una resistencia de supervivencia útil… en fin, al usar la cuerda o el martillo no hay necesidad de recorrer largas distancias o subir a las montañas, sin embargo tus pulmones gritarán tanto que pedirás misericordia durante tu primera serie.

Entrena tu agilidad para la supervivencia

¿Con qué frecuencia practicas caer? ¿Nunca?… ¡Eso no es bueno! ¡Un gran terremoto podría sacudirte como un muñeco de trapo, una explosión podría tirarte al suelo y caer desde una altura de 5 cms rompiéndote los tobillos!… en una situación de supervivencia, un tobillo torcido podría ser la diferencia entre la vida y la muerte, por tanto la agilidad y la movilidad adecuadas son esenciales para prevenir lesiones, especialmente cuando te arrojan a posiciones inusuales.

Al igual que los luchadores, debes practicar poner tu cuerpo en posiciones extrañas, porque tarde o temprano alguien o algo lo hará por ti.

La movilidad adecuada de las articulaciones te permitirá prevenir lesiones y mejorar tu fuerza y ​​acondicionamiento; esto lo podrías lograr con algo de ayuda o de tu preparador o de expertos para mover tu espalda, hombros, codos y muñeca.

Cada herramienta o equipamiento utilizado sabiamente a nivel de fisiología del deporte puede ayudarte a tener movimientos fluidos y oscilantes que incorporan múltiples grupos musculares para lubricar tus articulaciones y lograr mejorar tu nivel de supervivencia.

Además, los ejercicios de movilidad articular dinámicos pueden hacer que te muevas adecuadamente durante toda tu vida.

Entrena tu fortaleza mental para la supervivencia

Las personas que no hacen ejercicio piensan que un buen ejercicio es sudar y respirar con dificultad; aquellos con un poco más de experiencia sabrán que tienen un buen entreno cuando alcancen un punto difícil en su rutina, pero empujarán hasta el final y terminarán una serie.

Un número mucho menor de personas sabe lo que realmente es luchar contra el dolor, la agonía y el tormento de un esfuerzo físico sostenido, y tener éxito.

Estas personas son atletas profesionales, soldados, bomberos y otros trabajadores a tiempo completo que luchan por su supervivencia, y sus habilidades están relacionadas con su fortaleza mental y su destreza física.

Hay una variedad de estrés mental involucrado en una situación de emergencia, pero como un individuo maneja el estrés está relacionado con la Habilidad Ejecutiva de Tolerancia al Estrés (una función cognitiva que está conectada a cada individuo y determina su reacción a las pruebas muy estresantes).

¿Cómo practica una persona normal estas habilidades?… lo primero es no rendirse porque cuando configura su entreno y empuja su punto de ruptura y luego continúa, acaba de ganar una mini-batalla.

Este tipo de atleta aunque sea aficionado sigue combatiendo y logra esa fortaleza mental que la mayoría de los atletas de fin de semana y los típicos gilipollas que hablan mucho simplemente no tienen; se necesita trabajo, se necesita trabajo duro, se necesita un trabajo terrible, pero al final el que lo logra se alejará de la difícil situación en la que se encuentra y se alegrará de haber aguantado esas duras sesiones de entreno, como cualquier situación en la vida.

Recuerda que somos seres humanos y funcionamos por adaptaciones, siempre encaminados a la supervivencia