Feliz Día de San Valentín

Oficialmente reconocido por la Iglesia Católica Romana, se sabe que San Valentín fue una persona real que vivió hasta el año 270 d. C, sin embargo, su identidad verdadera fue cuestionada desde el año 496 dC por el Papa Gelasio I, quien se refirió al mártir y sus actos como “Ser conocido solo por Dios”. Un relato de la década de 1400 describe a Valentín como un sacerdote del templo que fue decapitado cerca de Roma por el emperador Claudio II por ayudar a las parejas cristianas a casarse.

Una historia diferente afirma que Valentín era el obispo de Terni, también martirizado por Claudio II en las afueras de Roma; debido a las similitudes de estas leyendas, se piensa que pueden referirse a la misma persona; suficiente confusión rodea la verdadera identidad de San Valentín de que la Iglesia católica suspendió la veneración litúrgica de él en 1969, aunque su nombre permanece en su lista de santos oficialmente reconocidos.

Ahora bien, el poeta medieval inglés Geoffrey Chaucer a menudo se tomaba libertades con la historia, colocando a sus personajes poéticos en contextos históricos ficticios que él representaba como reales. No existe un registro de celebraciones románticas en el Día de San Valentín antes de un poema que Chaucer escribió alrededor de 1375; en su obra «El Parlamento de Foules», vincula una tradición de amor cortés con la celebración de la fiesta de San Valentín, una asociación que no existió hasta después de que su poema recibiera amplia atención. El poema se refiere al 14 de febrero como el día en que las aves (y los humanos) se unen para encontrar pareja.

Cuando Chaucer escribió: «Para esto sirve el día de «Seynt Valentyne», cuando todas las aves vienen a elegir a su compañero…

Ideas románticas o traviesas para el Día de San Valentín

Prepara a tu pareja un pequeño vídeo rindiéndole homenaje. Declarándole tu amor, desde la mañana, contándole lo que te sedujo de ella o él, recordando la primera cita, además de hablar de los momentos intensos que tuviste y que será el encendedor perfecto para iniciar el día. Toda la emoción la puedes volcar en algunas cosas como montarte una lista de reproducción con sus canciones favoritas, las que recuerden momentos especiales de la historia de vuestro amor… en orden cronológico, ¡es aún mejor!

Si bien puedes regalarle ropa, perfumes, algunas flores o quizás un desayuno romántico en San Valentín, imagina que salgas de tu rutina de entreno y la saques a pasear para disfrutar de algunas actividades que además de brindarte el descanso y la recuperación neuromuscular, estimulará el sentido de ambos.

UNA SESIÓN DE MASAJES

Si bien el masaje de parejas es atractivo, también el sauna está dentro del abanico de posibilidades. No hay algo más romántico y beneficioso para el cuerpo y la mente que establecer ese vínculo especial con el «yo interior» y «su interior».

PREPARANDO COMIDAS, UN MOMENTO ESPECIAL

Háganse de tiempo para preparar juntos la comida del día, desde el almuerzo hasta la cena, combinando ingredientes de colores y alguna que otra sorpresa afrodisíaca como las ostras,  los higos, las fresas, plátanos o la miel; por supuesto el chocolate, el vino o la canela podría ser parte de esos complementos perfectos para estos días muy románticos.

ENTRENANDO JUNTOS, CALENTANDO LA TARDE

Si quieres quedarte en casa o en su casa, hagan algunas actividades juntos desde una pequeña sesión de ejercicios sin equipamiento, como hacer flexiones, step up, zancadas o con algún balón, donde ambos trabajen juntos, lo que abrirá el apetito por todo lo que vendrá más tarde.

LA CENA DE SAN VALENTÍN, ROMANCE + PASION

La idea es simplemente romper un poco la rutina; si preparan el ambiente juntos y disfruta de una cena fantástica, acompañada de velas, aceites esenciales y mucho calor, que simplemente impulsará una noche muy pasional, alrededor de ese sentimiento romántico que le regalaste durante todo el día… si quieres disfrutar de una película o entrar a la bañera antes de disfrutar juntos de una noche completa, depende de ti y tu pareja.

¿Y por qué no darte o darle un regalo? … eso depende de ti y tu imaginación dentro o fuera del dormitorio…