Estás furioso, ¿puedes liberarte de la química?

Un concepto muy conocido en nuestro deporte, es el “Roid rage” o “furia por uso de química”, un argumento convincente para algunos atletas, un capítulo que MASmusculo lo describe en su blog y, el cual compartimos con Raúl Carrasco en una mesa redonda hace un tiempo.

En varios países, cientos de atletas que fueron acusados ​​​​de varios tipos de violencia. Aquí, la furia por uso de química se ha convertido en la defensa favorita en muchos asuntos legales en los que se han visto envueltos estos atletas. Por lo general y, es una de las razones por la cual varios compuestos, inclusos algunos que son naturales se consideran ilícitos.

Ahora bien, ¿existe la “furia por uso de química”?

Popularmente se cree que la causante de la “furia por uso de química” es la a la principal hormona sexual masculina: la testosterona,  responsable del grado de dominancia del “macho”.

La naturaleza decretó que los hombres fueran  más agresivos que las mujeres, una cualidad fisiológica inherente al ser humano. A mayor cantidad de testosterona, mayor aumento de la agresión, aunque esto no debe tomarse como una hipótesis para ser agresivos siempre.

Después de todo, nuestros antepasados ​​​necesitaron esta cualidad ​en la lucha competitiva para defender físicamente su derecho a la superioridad y un lugar en la sociedad primitiva.

Pero, a pesar del desarrollo de la sociedad, el intelecto y las normas morales, los procesos bioquímicos continúan operando de acuerdo con las mismas leyes y principios. Esto significa que eres capaz de hacer cosas que están en desacuerdo con la lógica y el sentido común.

Ahora bien, si eres sensato y usas química, puedes inhibir fácilmente este impulso agresivo e irracional, aunque la concentración en sangre supera muchas veces la fisiológica, lo que podría exacerbar esa “furia interior”, ¿o tal vez no?.

¿Es posible evitar este comportamiento?

La naturaleza te ha recompensado ​​con el intelecto, lo que te permite estar encima de las reacciones instintivas primitivas.

Es decir que, si en principio eres capaz de controlarte a ti mismo, a pesar del aumento de tu nivel de agresión y confianza debido a las altas dosis de testosterona, no perderás el autocontrol.

La quimica afecta de diferentes maneras, sin mencionar la susceptibilidad individual. Sin embargo, los estallidos de agresión suceden  solo en  un pequeño porcentaje de personas que usan fármacos y la gran mayoría  se las arregla fácilmente sin ellos.

En realidad, todo depende de tu personalidad individual:

  • Si eres demasiado arrogante, descarado, irritable y agresivo por naturaleza, la química solo aumentará la inestabilidad de tu psique.
  • Es decir que, si eres una amenaza para la sociedad, los esteroides solo aumentarán tus problemas, pero no son la raíz de ellos.

Recuerda, que puedes incrementar la testosterona naturalmente si entrenas a cierto nivel.

No todo es culpa de la química

En el New England Medical Center, se realizó una investigación para probar o refutar la existencia de dependencia al uso de esteroides y manifestaciones de comportamiento asocial y cruel.

Para el estudio, fueron seleccionados  sujetos una psique estable, sin desviaciones en el comportamiento.

  • El grupo de control recibió 600 mg de testosterona por semana durante 10 semanas y los resultados no revelaron ninguna desviación en el comportamiento.
  • Esto demuestra que un hombre con la cabeza fría puede redirigir fácilmente la agresión adicional a los negocios, al entrenamiento o finalmente al sexo, pues el aumento de la confianza en sí mismo no interfiere en su vida.

Por lo tanto, si tienes una naturaleza explosiva y un comportamiento inestable, te metes en problemas con frecuencia, tienes múltiples inconvenientes con la ley o buscas una razón para conflictos irracionales, esto no se debe a la “furia por uso de química”, simplemente se trata de tu persona.

Pues bien, aprende a razonar como un adulto y asume la responsabilidad de tus propias palabras y acciones. Ya sabes que no puedes culpar siempre a los esteroides como se habla en el siguiente vídeo preparado por MASmusculo y que me gustaría compartir con vosotros en mi web.

Escribir
¡Hola! ¿Tienes alguna duda?
Hola, Soy Rober ¿Cómo estás?

Este es mi WhatsApp personal, si quieres apuntarte a cualquiera de los servicios o cursos no dudes en escribirme.