Eres un gordo, y lo eres porque quieres

Esto es lo que muchos deberían decirse al mirarse al espejo, pero no es así. La triste realidad es que la mayoría no se responsabiliza de ninguno de sus problemas; somos expertos en dotar de responsabilidad y culpa a las cosas que son ajenas a nosotros, nos hace sentirnos mejor, menos inútiles.

«ESTAS GORDO, ES UNA PENA HABER NACIDO CON ESTA GENETICA, DONDE COMA LO QUE COMA, ME ENGORDA»

Esta es la triste mentira que no para de repetirse gran parte de la población en un intento pueril de sentirse mejor, y sobre todo, en una excusa continúa para no poner de su parte para que eso sea así…

Un gran porcentaje de la población esta con un físico que ni quieren, ni es sano, ni les hace tener una gran calidad de vida. Obesos, sobrepeso, gordito, con peso normal pero con una composición corporal lamentable, delgadito y gordo a la vez, o marcadito pero con usando una talla S de camiseta.

En estos grupos esta el 95% de la población, y solo un 5% (no son cifras reales, si buscara la cifra real, seguro que seria más escandalosa) tiene un cuerpo acorde a lo que busca, un físico que le guste enseñar, un físico del que sentirse orgulloso.

El físico no se regala, ni con dietas, genéticas, anabolizantes, o mil historias para perder grasa, uses lo que uses, y lo uses como lo uses. Necesita de esfuerzo, y un mínimo de conocimiento para que esos esfuerzos no sean en vano, por que algo que nadie dice, y es que hay mucha gente que si que se esfuerza en tener un físico que le guste.

El problema es que no saben como hacerlo, les falta conocimiento.

Una vez que sabes lo que tienes que hacer, sabes lo complicado, porque hacerlo es muy fácil. Eso sí, se necesita de fuerza de voluntad, pero eso, aunque cueste, no se puede decir que sea complicado. Por tanto, para adelgazar, se necesita:

  • Estar gordo (no se necesita, pero sería absurdo adelgazar si no hace falta).
  • Saber como hacerlo (el conocimiento es poder).
  • Hacerlo (todo conocimiento, sin acción, no podrá llevarte a ningún lado).
  • Hábito (este es un gran secreto). Comer debes de comer igual, asi que ya que debes hacerlo, te pregunto ¿por qué no hacerlo bien, en vez de mal?. Una vez lo hayas repetido mil veces, será un hábito, algo en lo que ni pensaras.

Y todo esto, debe estar alimentado, del deseo verdadero de hacerlo, o nada se podrá hacer. Es una pena, que mucha gente, solo tiene este deseo cuando se sientan en la mesa a hablar, con ese ser peculiar, que todos conocemos pero pensamos que no nos mirara, el tio de la guadaña, (la muerte).

Estar gordo es fácil

Estar gordo es fácil, ni te das cuenta del proceso hasta que un día ves una foto, y flipas, ves a un obeso que no tiene nada que ver con tu imagen de ti mismo.

Es como si nunca lo hubieras visto venir, algo lógico. Porque la población normal, suele tender a evitar todo tipo de avisos, y por eso no se pesa, no se va al médico, no se hace chequeos, se pone ropa que disimule y así parezca que es la ropa el que lo hace gordo, etc.

Saber cómo hacerlo

Saber cómo hacerlo puede ser complicado, sobre todo por que hay mil formas de hacerlo, y todas funcionan, pero con matices.

Todas se pueden hacer, pero unas te generarán más adherencia a nivel personal que otros debido a tus gustos, horarios, rutinas… pero aun así, no tienes escusa. Si no sabes, o aprendes, o más fácil aun, pagas a alguien que te guie y te aconseje, además, así te comprometes con el cambio, ya que rendir cuentas a un tercero, es muy eficaz para obligarte a hacerlo, y más si le estás pagando. Siempre viene bien alguien que nos recuerde lo gordo que estamos.

Hacerlo, ¿es fácil?

Hacerlo, pues fíjate si es fácil. En vez de meter esos canelones precocinados en el micro, es tirar esos filetes de pollo a la plancha, complicaciones pocas, pero si se piensa mucho algo, no se hace.

Hay que hacerlo sin pensar, o tendrás parálisis por análisis, por decirlo de una manera que no dañe a nadie, por que esto no es así tampoco. La parálisis por análisis es cuando manejas tantos datos, hay tantas posibles de decisiones, que no sabes cual elegir.

En el caso de la comida lo que pasa, más bien, es que te dices mil veces mañana empiezo, no se por qué la gente se cree que su «yo futuro» será más capaz de hacer dieta que el «yo presente». Normalmente es igual de holgazán, pero está más gordo por el paso del tiempo.

HAZLO Y PUNTO, GUSTE O NO, ES LO QUE TOCA, COJONES YA…

Esto llevará al hábito

Y esto te llevará al hábito, día tras día, semanas o incluso meses, sin darte cuenta, iras a un fooster y ya no pedirás esas patatas con beicon de entrante, ese costillar odioso con BBQ, y ese antiguo postre llamado muerte por chocolate (seguro que sabes de que te hablo, zampón)

Y el deseo, el deseo es algo personal, pero si te sirve de motivación, duelen mal las lagrimas del arrepentimiento, que el sufrimiento del bienestar.

Escribir
¡Hola! ¿Tienes alguna duda?
Hola, Soy Rober ¿Cómo estás?

Este es mi WhatsApp personal, si tienes alguna duda sobre el curso no dudes en escribirme.