Dietas para Hipertrofia, ¡todo lo que necesitas saber!

La nutrición o las dietas para hipertrofia juega un papel esencial en este proceso, y debe de cumplir 3 características o 2 según el caso, debe de ser una dieta que favorezca el poder entrenar fuerte.

Una dieta que optimice los procesos de hipertrofia y que además sea lo más saludable posible, y es qué los mecanismos de hipertrofia y salud no siempre están relacionados.

Existen características específicas de la dieta que pueden apoyar y potenciar la hipertrofia muscular:

  • Aumento del consumo calórico
  • Cantidades adecuadas de proteínas
  • Carbohidratos como fuernte de energia
  • Consumo de grasas saludables
  • Hidratación
  • Micronutrientes específicos
  • Frecuencia y momentos de las comidas
  • Suplementación

1) Aumento del consumo calórico

Para lograr la hipertrofia, es necesario consumir más calorías de las que se gastan. Esto asegura que haya suficiente energía disponible no solo para las actividades diarias, sino también para el proceso de construcción y reparación muscular así como para los entrenamientos, esto ya lo debatimos anteriormente que no siempre tiene por que ser así, pero en general, si quieres construir musculo, hacen falta calorías extras.

¿Cuántas calorías hacen falta?

La construcción de 1 kg de músculo esquelético no es un proceso que se pueda reducir a un número exacto de calorías, ya que muchos factores intervienen en este proceso. Sin embargo, se puede hacer una estimación general basada en el contenido energético del tejido muscular y otros factores asociados con la hipertrofia.

El tejido muscular es mucho más que solo proteínas; además de las proteínas, el músculo esquelético contiene agua, lípidos, glucógeno y otros componentes.

Si consideramos estrictamente el contenido energético de la proteína, sabemos que 1 gramo de proteína proporciona aproximadamente 4 kcal. No obstante, no todo el peso del músculo es proteína pura. Se estima que alrededor del 20% al 30% del peso del músculo es proteína.