DE BIKINI A BODYFITNESS

Me llamo Elena Ordóñez, siempre me gustó el deporte y lo he practicado, y no hablo solo de fitness y pesas, sino de cualquier tipo de deporte pues soy de las que disfruta y descarga practicándolo. Hace casi 10 años que emigré de mi ciudad natal, Mérida (Badajoz), por temas laborales viajando por varias ciudades de España hasta parar en la Provincia de Madrid, lugar donde resido desde hace casi 8 años.

Como ya he dicho resido fuera de mi tierra, lejos de mi familia y amigos, sin saber por  cuanto tiempo y bueno en su día me preocupaba el no saber cuando volvería a mi tierra con los míos, motivo por el que mi cabeza necesitaba un nuevo entretenimiento, una distracción, nuevos objetivos y nuevos retos. Ya sabéis que al final los retos son importantes en nuestras vidas, y cuando hablo de retos, hablo de cualquiera de ellos, tanto laborales, como personales…etc, pues el mío fue poderme subir a una tarima algún día… y así comencé..

Admiraba a algunas atletas que competían en bikini, había salido nueva la categoría y me llamaba muchísimo la atención, así que me dispuse a buscar preparador y tardando más bien poco, me subí a la tarima, no fue del todo mal, solía clasificar a veces, pero quizás mi cuerpo no estaba hecho para esta categoría. Mis líneas eran diferentes a las del resto de las chicas, salía siempre muy sequita y por lo general más musculada que el resto de las competidoras, siempre tuve un cuerpo más bien tirando a fibrado, y como dice mi chico Roberto Castellano, tirando a galgo…

En la categoría de bikini salía a competir con un peso aproximado de entre 47-48 kg, mi altura es de 161 cm, y en volumen pesaba unos 51 kg, peso con el que conocí a Rober: actualmente en la categoría body salgo a competir con unos 53 kg., y fuera de competición rondo los 57-58 kg arriba abajo, dependiendo de la panzada…

Pues bien, un buen día se cruzó en mi camino un tal Roberto Castellano Pérez, y la que suscribe se estaba preparando para poder competir en bikini nuevamente, hasta que el tal Roberto me dijo que era una body, cosa que yo no quise creer… claro está, no me gustaba, no era femenino y deterioraba mi salud. ¿Eso es lo que pensamos la mayoría, no?.

A principios de septiembre de 2017, fuimos juntos a un Campeonato más concretamente el Open Pedro J Villa, donde Rober competía. Campeonato donde pude compararme nuevamente con el resto de las bikinis que ese día competían, y yo, era el doble que ellas, estaba más sequita y por supuesto más musculada, así que tuve que darle la razón Rober, y pensar en presentarme a la categoría de Bodyfitness que tan poco me gustaba aunque ya lo era.

Comenzó mi nuevo dilema, mi nuevo reto y mis nuevas rayadas, ya no encajaba en nada según yo, motivo por el que pedía al entonces mi pareja Rober que me preparase él para esta nueva competición que se acercaba, y así lo hicimos, comenzó mi nueva aventura…

Comenzamos con cambio de entreno, cambio de dieta, etc… y llegó el día del Campeonato, el Open de Castellón donde competimos juntos debutando yo en la categoría de bodyfitness y Rober en culturismo, una experiencia inolvidable… ese día Rober ganó el absoluto y yo me llevé el Oro. Posteriormente hice podiums en varios internacionales, Campeona de España, y tercera de Europa.

Y.. ¿a que no sabéis que?.  Por mucho que me cueste aceptarlo, tuve que darle la razón a Rober… había encontrado la categoría en la que encajaba, me sentía mucho más cómoda posando en la tarima, más cómoda con mi nuevo físico, mis entrenos y mi dieta.

CONCLUSIONES

Tras mi cambio de categoría, mi cuerpo no se convirtió en varonil ni mucho menos, sino bajo mi punto de vista mucho más femenino, más trabajado; mis piernas, glúteos, brazos, espalda habían cogido forma, ya no era un palo (como dice Rober). Uno de mis grandes miedos y sin embargo a día de hoy, es quizás con lo que más satisfecha estoy.

Como ya dije me gusta el deporte, me gusta entrenar y mi forma de entrenar era muy diferente cuando cambié de categoría; ya no trabajaba a doscientas mil repeticiones con poco peso y lo más lento posible. Ahora me pongo retos junto a Rober, quedamos con amigos como Guti Fernández Linares, Asis Gilavert, Laura Veiguela, entre otros más deportistas que entrenan como nosotros.

Subo de peso e intento superarme, se me hace divertido y ameno el entreno, sin necesitar echar en el gym las mismas horas que los monitores, y al menos a mí, me resulta más efectivo

Tema salud hay siempre un respeto muy grande respecto a éste tema, y yo soy la primera que piensa así, ya que una preparación así implica bastante estrés, dietas más estrictas, más altas en proteínas, más suplementación, etc… pues bien, mis analíticas están perfectas, y actualmente no tengo ningún problema de salud.

CONSEJO

No soy nadie para aconsejar, ni soy una gran deportista, solo soy alguien que lo practica y que ha tenido algunas vivencias y experiencias, y bajo estas mismas mi consejo es que compitáis donde vuestras líneas encajen, donde vuestro cuerpo, forma de vida y gustos os diga que debe ser… donde disfrutéis, y seguramente os dé mucho mejores resultados, como en su día me pasó a mí.

Intentad disfrutad de lo poco que éste deporte os deja de vuestra vida social, de poder compaginarlo con el disfrute, de amigos, hobbies, familia, etc.. Porque al final se trata de eso de poder disfrutar y tener vida.

Fdo. Elena Ordóñez Méndez