¿Es necesario llegar al fallo?

El fallo muscular se puede definir como el punto durante una serie en la cual los músculos ya no pueden producir la fuerza necesaria para levantar concéntricamente una carga dada.

Aunque el valor del entreno al fallo muscular todavía está en debate, se cree que entrenar al fallo es necesario para maximizar la respuesta hipertrófica según algunas investigaciones de renombre.

Por un lado, el entreno al fallo sostiene la hipótesis de activar un mayor número de unidades motoras; cuando un atleta se fatiga, son reclutadas progresivamente un mayor número de unidades motoras para continuar la actividad, proporcionando un estímulo adicional para la hipertrofia.

  • El fallo muscular puede proporcionar una mayor estimulación del más alto umbral en UM cuando se usan rangos moderados de repeticiones.
  • Entrenar al fallo puede también mejorar el estrés metabólico inducido por el ejercicio, potenciando de este modo una respuesta hipertrófica.

Controlando las variables al entrenar

El control adecuado de las variables de entreno de resistencia (con pesas, cables u otro accesorio, incluido el cuerpo) es ser crucial para mejorar la fuerza muscular, la hipertrofia, así como el rendimiento en los deportes y actividad gimnástica.

Entre las variables agudas del entreno, la alta velocidad de movimiento ha recibido atención tanto por problemas de salud como de rendimiento, además, la velocidad de movimiento podría indicar el grado de fatiga experimentado durante el rendimiento de repetición, así como tener un influencia sobre el volumen y adaptaciones al entreno.

Otra variable importante a controlar es el nivel de fatiga o estrés fisiológico, que puede controlarse desarrollando un determinado ejercicio hasta el fallo momentáneo; en fin, hoy aún hay un debate dentro de la literatura sobre la necesidad de usar esta técnica cuando el objetivo es aumentar la fuerza y la hipertrofia.

En ciertos círculsos del culturismo se habla que alcanzar el fallo momentáneo aumenta los grados de fatiga y optimiza las ganancias de fuerza e hipertrofia, mientras que otros hablan que se deberían producir ganancias similares o mayores beneficios, cuando el entreno se realiza con repeticiones submáximas.

¿Al fallo si?, ¿Al fallo no?, ¿la tienes clara con pros y contras?

Además, los estudios sobre el entreno para hipertrofia que investigaron los efectos de diferentes niveles de fatiga informaron un mayor volumen de trabajo total y mayores ganancias en hipertrofia cuando se entrenaba con un índice de fatiga más alto (es decir, con una proximidad más cercana al fallo momentáneo) en comparación con el entreno con un índice de fatiga más bajo. Sin embargo, no se informan diferencias en las ganancias de fuerza muscular, además en algunos estudios el entreno con un nivel menor de fatiga podría resultar en mayores ganancias de potencia muscular.

Uno de los argumentos a favor del entreno con repeticiones submáximas es que se podrían realizarse mayores cargas de volumen total porque alcanzar el fallo momentáneo podría conducir a una pérdida significativa de rendimiento en las series posteriores.

Otro tema polémico sobre el entreno de fallo momentáneo es la incomodidad, que puede tener el potencial de impactar en la adherencia y aumentar el desgaste.

  • El propósito un estudio fue comparar el número de repeticiones realizadas por serie, el número total de repeticiones, la velocidad del movimiento y las pérdidas de potencia (máxima, media y mínima), la calificación del esfuerzo percibido, la calificación de la incomodidad percibida, y calificación de sesión del esfuerzo percibido durante 4 series de sentadillas paralelas utilizando protocolos de velocidad máxima prevista realizados para un ejercicio al fallo y otro ejercicio con repeticiones submáximas.
  • Los resultados del estudio citan que el entreno realizado con repeticiones submáximas, controlando el final con una menor velocidad de movimiento (30-35%), parece ser una estrategia interesante para lograr un volumen total similar de repeticiones con un menor nivel de fatiga (velocidad de movimiento y pérdidas de potencia de salida) y calificaciones más bajas de esfuerzo percibido e incomodidad que el protocolo al fallo momentáneo.

Por ejemplo, los resultados sugieren que el entreno con repeticiones submáximas podría tener algunas ventajas importantes en el escenario deportivo.

En tal caso, podría ser más ventajoso no perder la velocidad de movimiento (y, en consecuencia, la potencia de salida), lo que probablemente refleje que las unidades motoras más rápidas se están reclutando en mayor medida, conduciendo a mayores ganancias de rendimiento a largo plazo sin las advertencias de inducir fatiga acentuada.

Fuente

Para ver este video, debes tener una suscripción de pago.