La simetría y sus puntos críticos

El culturismo se trata de tamaño, forma y acondicionamiento, pero antes de que aparecieran las categorías physique y classic, los atletas ya estaban olvidándose de la importancia de presentar una forma simétrica y equilibrada.

Los físicos al estilo de Frank Zane y Bob Paris quedaron impresionados por hombres más grandes y menos estéticos, según dictaba el tamaño.

Pero en los últimos años, especialmente con la aparición de nuevas divisiones y la crítica a lo que se venía, el enfoque ha vuelto a recompensar a los físicos más completos.

Las reglas para que tengas buena simétrica deberían estar en tu yo interior, en tu mente y por supuesto en la observación, según la realidad de las cosas

  • No culpes a la genética,
  • Debes tener una visión,
  • Analiza tu físico,
  • Prioriza tus puntos débiles,
  • No descuides ningún grupo de músculos,
  • Trabaja con ejercicios de aislamiento,

Pero, ¿por qué ser simétricos?

La razón fundamental para desarrollar un cuerpo simétrico es simple: un cuerpo con grupos de músculos desarrollados uniformemente se ve mejor, ya que no tiene puntos débiles aparentemente.

Una crítica común dirigida a los culturistas es la falta de simetría que poseen

  • Una falta de equilibrio entre tan solo dos grupos de músculos (por ejemplo, los brazos y los hombros) podría significar la diferencia entre ganar y perder, todos los demás factores se consideran iguales.
  • El culturismo profesional, por ejemplo, está lleno de culturistas enormes que pesan más de 110 kg y poseen partes corporales individuales excepcionales. Sin embargo, los pocos que permanentemente ocupan el lugar más alto son los bendecidos con una simetría

Entre los más simétricos están Dexter Jackson, Jay Cutler y Ronnie Coleman, tres de los grandes del círculo profesional. Además, cito a Lee Labrada, Flex Wheeler y Shawn Ray que son ejemplos de culturistas de la vieja escuela con gran simetría.

La verdad es que los mejores físicos, pasados ​​y presentes, son y han sido los más simétricamente superiores y, aunque la genética juegue su papel, esto no significa necesariamente que no se pueda trabajar duro para alinear todos los grupos de músculos.

Además de su valor estético, un cuerpo simétrico también es menos propenso a lesionarse.

  • Será menos probable que un grupo de músculos en particular compense un grupo de músculos más débil o retrasado.
  • Esto sobrecargará ese grupo de músculos mientras se debilita aún más, y potencialmente se producen lesiones.

Por otro lado, la proporción adecuada de fuerza y ​​flexibilidad en los grupos de músculos opuestos es de vital importancia para un culturista o cualquier atleta.

Sin la proporción adecuada, los conjuntos de músculos seleccionados pueden volverse fuertes y sus músculos opuestos pueden debilitarse desproporcionadamente.

Para que todo funcione correctamente, los pares de músculos bien equilibrados que trabajan en conjunto permitirán un movimiento más eficaz y eficiente de todos los grupos de músculos.

Una preparación personalizada te ayudará no solo a lograr la simetría muscular, sino una manera de pensar sobre tus puntos débiles, seleccionando ejercicios y encontrando el porqué de las cosas en relación a tu figura.