La prueba analítica de sangre, lo primero que debes hacer

Si te tomas en serio el culturismo, quieres crecer y mejorar en tu rendimiento; probablemente estés invirtiendo en alimentos, suplementos y otras posibles ayudas, PERO ¿qué hay sobres tus hormonas y la química de la sangre?, ¿haz hecho una prueba analítica antes de entrenar o empezar una temporada ?

Si bien no hay duda de que todo en conjunto puede mejorar tu rendimiento (¡y algunos suplementos son simplemente una pérdida de dinero!), no importa lo que hagas si tus hormonas están fuera de balance o si tu química sanguínea muestra inflamación, problemas hepáticos o resistencia a la insulina, por ello es tan importante realizar una prueba analítica (análisis de sangre) antes de entrenar o durante tu plan de entrenamiento.

Imagina que gastas mucho dinero en un coche de alto rendimiento, le agregas combustible de la mejor calidad, lo repartes con el último sistema de sonido, pero si no lo reparas regularmente, no funcionará sin problemas, y pronto podría aparecer los famosos problemas del motor que cuestan mucho dinero solucionar.

Pues bien, hacerte una prueba analítica con frecuencia para verificar si tus niveles de hormonas y química sanguínea son óptimos es un poco como hacer que un mecánico controle minuciosamente tu coche regularmente.

Cada prueba analítica viene con un informe que muestra sus resultados y si están dentro del rango óptimo (no el rango de referencia que es para personas enfermas); además algunos de nosotros, con la experiencia y certificación, podemos personalizar las cosas para que obtengas exactamente lo que deseas después de que vayas al profesional de salud.

Las prueba analítica es esencial para el culturista

Las hormonas y la química de la sangre son bastante complejas y es importante no evaluar a un indicador de forma aislada; por otro lado es importante que tus niveles sean evaluados por alguien que no solo conozca la química sanguínea y las interacciones hormonales, sino también alguien que entienda sobre culturismo.

LAS HORMONAS

La hormona luteinizante (LH) y la hormona folículo estimulante (FSH) son hormonas mensajeras liberadas por la glándula pituitaria para estimular la producción de testosterona y esperma en las gónadas

  • Es imposible tener buena testosterona y desarrollar músculo con bajos niveles de LH y FSH.

Los niveles bajos pueden aparecer si estás tomando hormonas esteroides ya que el cuerpo regula su producción; si estás haciendo un ciclo de esteroides, deseas esperar hasta que tus niveles de LH se normalicen antes de comenzar el siguiente ciclo. El alto estrés (hormona cortisol) y la función tiroidea también pueden suprimir la producción de LH y FSH.

La testosterona es la principal hormona sexual para humanos y es responsable de las características masculinas; si tienes niveles clínicamente bajos conducirán a una baja libido e infertilidad, pero incluso una deficiencia moderada de testosterona afectará el crecimiento muscular y tu capacidad para recuperarte de las sesiones de entrenamiento.

La globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG) es una glicoproteína que se une a la testosterona y el estrógeno ayudando a mantener sus niveles equilibrados. Se usa para ayudar a medir tus niveles de testosterona libre, pues tener altos niveles de SHBG conducirán a niveles bajos de testosterona libre y esto pasaría si los niveles de estrógenos están altos.

El estrógeno a menudo se ve como la hormona productora de grasa malvada entre los culturistas y, por una buena razón pues los niveles excesivos de estrógeno pueden afectar el crecimiento muscular, dificultar la reducción de la grasa corporal y tener efectos negativos en el estado de ánimo.

Si bien el estrógeno es esencial tanto para hombres como para mujeres, es raro que los hombres tengan una deficiencia de estrógenos.

La dehidroepiandrosterona (DHEA) es una hormona suprarrenal que es un precursor de la producción de testosterona y estrógenos; también es beneficiosa para la función inmune y, junto con el cortisol, es un buen marcador para la función suprarrenal saludable.

La prolactina es otra hormona que se asocia principalmente con las mujeres, pero el uso de esteroides anabólicos puede conducir a niveles más altos de la hormona, que también pueden conducir a niveles más altos de estrógeno y los efectos que conlleva consigo.

El cortisol es la hormona del estrés número uno y deseas tenerla en el equilibrio correcto; demasiado cortisol por sobre-entrenamiento, estrés, mala recuperación o falta de calorías tendrá un efecto catabólico en los músculos y un mayor riesgo de lesiones. Por otro lado, muy poco cortisol provocará fatiga, inflamación y tendrás más dificultades para entrenar.

El factor de crecimiento insulínico-1 (IGF-1) y la hormona del crecimiento (gH) son dos hormonas que el cuerpo produce (y las ayudas ergogénicas pueden estimular); ambas promueven el crecimiento muscular, pero como muchas hormonas en el cuerpo, hay un escenario favorable en donde sucede todo.

Una cantidad muy pequeña de estas hormonas dificultará el aumento de la fuerza y ​​el tamaño, mientras que cantidades excesivas pueden promover la resistencia a la insulina y, en el peor de los casos, aumentar el riesgo de enfermedades, incluso cáncer.

Las hormonas tiroideas también deben estar en el equilibrio adecuado; si posees muy pocas tendrás problemas con el metabolismo, la pérdida de peso y la fatiga, pero en cantidades excesivas pueden ser catabólicas para los músculos y causar ansiedad.

Esta es una hormona a veces mal entendida por la mayoría de los médicos, porque por lo general solo evalúan la TSH, pero es importante también analizar la T4, la T3 y la T3 inversa para obtener una comprensión completa de la salud de la tiroides recordando que los problemas de tiroides pueden ser causados ​​por el estrés (cortisol alto), deficiencias de nutrientes.

LA QUÍMICA EN SANGRE

Las pruebas de función hepática en realidad no miden cómo tu cuerpo está desintoxicando las sustancias del cuerpo, pero sí miden las enzimas hepáticas que si están elevadas y que pueden ser un signo de enfermedad hepática o inflamación del hígado.

Algunas de estas enzimas como AST y ALT pueden ser naturalmente altas en los culturistas y es importante tener en cuenta otros marcadores como GGT, ferritina, HsCRP y HbA1C para ver si el hígado funciona de manera óptima o no.

La prueba de función renal mide los electrolitos y los marcadores renales, como la tasa de filtración glomerular y la creatinina; bueno, hay muchas ideas falsas sobre las dietas altas en proteínas que causan problemas renales, y los culturistas no tienen un mayor riesgo de enfermedad renal que el resto de la población.

Pero al ser una prueba económica podría ayudar a prevenir futuros problemas renales, observando que las dos principales causas de enfermedad renal son la diabetes y la hipertensión.

La proteína C-reactiva altamente sensible (HsCRP) es un marcador de inflamación; esto puede ser causada por una lesión, sobre-entrenamiento o inflamación sistémica. La inflamación es catabólica para el cuerpo y va a afectar el crecimiento muscular y la recuperación.

Los estudios sobre el hierro miden tu hierro, transferrina, proteína de unión al hierro y ferritina, que son tus reservas de hierro; demasiado poco de hierro afectará el entrenamiento, conducirá a bajos niveles de energía y una recuperación deficiente, mientras que demasiado hierro, que es más común en los hombres, provocará inflamación y daño oxidativo.

Tener la ferritina alta puede causar daño hepático, diabetes y enfermedades del corazón; a menudo es genético en su causa y necesita ser monitoreada regularmente si tienes niveles altos.

El zinc es un mineral importante y comúnmente deficiente en los hombres; este mineral es importante para la producción de testosterona y para mantener bajos los niveles de estrógeno, ya que es un inhibidor natural de la aromatasa.

El zinc también es importante para la función tiroidea, la digestión, la función inmune y la piel; demasiado zinc puede suprimir otros minerales, por lo que realizar pruebas para descubrir sus necesidades es la mejor opción.

Técnicamente, la vitamina D no es una vitamina sino una hormona; cada célula del cuerpo tiene un receptor de vitamina D que indica que es importante para todas las funciones del cuerpo, ya que un precursor de las hormonas para la función inmune que tiene los niveles correctos de vitamina D mejora tu rendimiento y recuperación.

Como la mayoría de las cosas, MÁS NO ES MEJOR y el exceso de vitamina D puede tener consecuencias negativas, por lo que la mejor manera de evaluar Tus necesidades ideales, e incluso si necesitas un suplemento, es con una prueba analítica.

¿Tienes algún desequilibrio y no fuiste al médico?