El problema de las CDR (cantidad diaria recomendada)

Las Cantidades Diarias Recomendadas (CDR) de vitaminas y minerales, también conocidas en algunos contextos como Ingesta Diaria Recomendada (IDR) o Ingesta de Referencia (RI, por sus siglas en inglés), se establecen a través de un proceso científico meticuloso que tiene en cuenta una amplia variedad de factores.

Estas recomendaciones son una guía que se proporciona para garantizar que la mayoría de las personas reciba la cantidad adecuada de nutrientes esenciales, pero importante recalcar esto, la mayoría, no todos, y mucho menos se establecen para ciertos estados especiales como podrían ser enfermedades o un estado de anabolismo magnificado.

Hablaré de este tema en tres apartados:

  • 1. ¿Cómo se establecen las CDR?
  • 2. ¿Por qué no se cubre al 100% de la población con las CDR?
  • 3. ¿Qué requerimientos cambian para un estado de hipertrofia maximizado?

1. ¿Cómo se establecen las CDR?

1. Revisión de la Literatura: Se revisan estudios y evidencias científicas existentes sobre un nutriente específico y sus efectos en la salud humana.

2. Necesidades Basales: Se determina la cantidad del nutriente necesario para prevenir síntomas clínicos de deficiencia en la mayoría de las personas.

3. Necesidades Funcionales: Se investiga la cantidad de un nutriente necesario para mantener una función fisiológica óptima, como puede ser la concentración sanguínea de un mineral o la máxima actividad enzimática posible.

4. Grupos de Edad y Género: Las necesidades nutricionales varían según el grupo de edad, el género y otras condiciones como el embarazo. Por ello, las CDR suelen variar para diferentes grupos demográficos.

5. Margen de Seguridad: A las cantidades determinadas se les añade un margen de seguridad para cubrir variaciones individuales y garantizar que las necesidades de la mayoría de la población estén cubiertas.

6. Revisión y Actualización: A medida que emerge nueva investigación y evidencia, las CDR pueden ser revisadas y actualizadas.