Con mis clientes, como en la vieja escuela

Tal vez soy de la vieja escuela, pero veo muchos cambios en la industria de la preparación física y entrenamiento. Observad, no soy un gurú del entrenamiento, pero al parecer los influencers se creen que lo saben todo.

Muy bien, pueden hacerlo, pero muchos, muchos se siguen rascando la cabeza al seguirlos, porque ni siquiera saben que buscan y menos se comunican personalizadamente. ¿Qué pasó con hablar con sus clientes en forma directa?

Hoy, las academias gastan miles y hasta millones tratando de comercializar cursos y coger clientes online. Si bien todo está bien, mientras están ocupados poniendo anuncios frente al rostro del cliente, pero no tienen interacción ni conocimiento de lo que quieren y necesitan.

Recuerdo cuando empezaba a enseñar, a capacitar, a mostrar las cosas que yo quería saber cuando no podía. Recuerdo en mi pequeña ciudad extremeña, en mi pueblo, que no tenía ni siquiera información sobre este mundo, este llamado “culturismo”. Luego, pasando el tiempo empecé a interactuar con los que después se convertirían en clientes. ¿Qué estaba haciendo?.

Antes de empezar con esto de las preparaciones ¿cómo se suponía que iba a venderle a mi grupo demográfico objetivo si no interactuaba constantemente con ellos y comprendía sus deseos, necesidades y puntos débiles?

Toda mi experiencia y esa interacción tanto con profesionales y aficionados, con novatos y con los mejores preparadores me dio mucho que analizar y obtener información valiosa de cómo empezar a capacitar gente, a capacitar atletas y a formar profesionales, incluidos nuevos preparadores.

No soy ingenuo al pensar que este es de alguna manera el futuro de los negocios el trabajar online, pero muchos preparadores online realmente están perdiendo el barco si empiezan perdiendo el contacto con sus clientes, con sus atletas, con sus preparados.

Si quieres tirar los dados y lanzar productos que crees que se venderán, hazlo. Pero si deseas lanzar productos que entusiasmen a la gente y que comprarán, debes estar en las trincheras y comunicarte constantemente con tus clientes.

¿ Os estáis preparando online actualmente ?

Escribir
¡Hola! ¿Tienes alguna duda?
Hola, Soy Rober ¿Cómo estás?

Este es mi WhatsApp personal, si tienes alguna duda sobre el curso no dudes en escribirme.