Cómo superar la intimidación en el gimnasio

Tienes que darte cuenta … que antes de entrar a activar las estrategias de entrenamiento o nutrición, deberías tener confianza en ir al gimnasio…. ¿por qué hablo de esto?.

A nadie le importa lo que hagas en el gimnasio… en absoluto…. ¿no todos los que van al gimnasio se sientan allí y esperan a que entren novatos como tú para que puedan burlarse de ti y juzgarte?.

Vuelve a leer eso para ti mismo, ¿tiene algún sentido?. A la gente no le importa lo que haces en el gimnasio por dos razones principales.

Número uno, todos en el gimnasio hacen exactamente lo mismo que tú y piensan exactamente lo mismo que tú; los que están a tu alrededor por lo general piensan que no los juzgas y no te juzgan…  los “grandes” solo van al gimnasio para hacer ejercicio, no hacer el ridículo y salir…  no todos son jorkshire del culturismo.

La segunda razón es que a nadie le importa lo que estás haciendo es que la capacidad de atención promedio de las personas no les permitirá ni siquiera analizar lo que vas haciendo y cómo vas llegando al “fallo” o si tu técnica es la mejor o no.

¿De verdad crees que alguien tiene tiempo para estudiar todos tus movimientos en el gimnasio y esperar a que hagas algo mal para poder juzgarte?.

Los que están enamorados de sus músculos están demasiado enamorados de sus bíceps como para siquiera notar que estás allí.

La pareja de chicos y chicas que estaba haciendo su entrenamiento de alta velocidad está demasiado ocupada tomándose selfies para poner en sus redes… ¿crees que existes para ellos?…

En pocas palabras, no hay estas personas designadas como jueces de gimnasios que se sientan allí esperando a que personas como tú entren y te juzguen.

Pero,  ¿y si te juzgan?

Ahora, digamos que hay alguien que te está juzgando. El escenario es como si te mira y en sus pensamientos dicen “el chaval está haciendo mal sus flexiones o vaya, ese tipo no sabe cómo levantar”.

Dos cosas que te tengo que decir.

  • Número uno, incluso si ese fuera el caso, que no es, ¿a quién le importa?. No conoces a esa persona; esa persona no tiene ningún impacto en tu vida. No interactúas con esa persona a diario.

Por lo tanto, ¿por qué permitirías que la opinión de alguna persona al azar te impida perder peso, hacerse más fuerte o sentirte mejor consito mismo? ¿de verdad dejarías que alguien que no conoces ni te importe una opinión dicte cómo vas a vivir tu vida?

  • Número dos, si ese fuera el caso, el que te llegue a juzgar es porque tiene un problema consigo mismo, no contigo.

Podrías ser el individuo más novato del mundo, el que tiene la peor técnica en el gimnasio e, incluso te podrías sentir completamente perdido en el gimnasio. El que te juzga, sigue siendo el que se tomaría un tiempo de su día para juzgar negativamente a otra persona, convirtiéndolo en un completo y total perdedor, no a ti.

En resumen, lo primero que te diría sobre cómo superar la intimidación en el gimnasio es que te des cuenta de inmediato de que no es tan malo como te imaginas.

Ve al gimnasio y sé feliz entrenando