¿Cómo entrena una Chica Fitness?

Helena.om ha elegido algunos ejercicios, en donde nos muestra su técnica y el porqué hacerlo así. Sin duda ésta será una herramienta válida para muchas chicas que quieren empezar a entrenar duro o competir. Sin embargo, recuerda que toda preparación debe tener un seguimiento individual y que deberías incluirte como suscriptor para acceder a profundidad en varias áreas que se relacionan al entrenamiento deportivo, incluido el apartado de chicas.

Sentadilla con cinturón lastrado o belt squat

Una buena opción para reducir la tensión en la espalda, sobre todo en la zona lumbar a la hora de realizar una sentadilla. Con este ejercicio eliminas la tensión en espalda y hombros, tensión que sucede cuando cargas la barra en una sentadilla normal.

Es buena opción también para principiantes ya que puedes cargar más peso sin necesidad de tanta técnica como en la sentadilla normal y te permite acercarte más al fallo.

¿Qué músculos activamos con el peso muerto(rumano)?

Es un ejercicio bastante completo, con más intensidad se trabajan los isquiotibiales, glúteo mayor y zona lumbar. Con menos intensidad trabajamos otros como son trapecios, erector espinal, gran dorsal, cuádriceps y gemelos entre otros…

Meterlo como un ejercicio básico en nuestra rutina de entrenamiento sería una buena opción. El único problema es que no trabaja de forma aislada ningun grupo concreto, es un ejercicio multiarticular y produce gran demanda/estrés metabólica general, por eso puede usarse como básico de muchos grupos.

¿En que día lo meterías?

¿Porqué utilizar un banco al hacer sentadillas ?

Por varios motivos puedes hacer la sentadilla trasera así; nos ayuda a poder trabajar solas y ponerle más peso a nuestra barra, ayudando a tener un buen control neuromuscular, si te quedas, te quedas sentada, por lo que es buena elección para ir subiendo peso solas.

Para personas que empiecen o que no bajen mucho en la sentadilla es una buena opción para comenzar a bajar más, colocando el banco desde su posición más alta llegando a tocarlo con los glúteos e ir bajando la posición del mismo a su altura más baja, para de esta manera poder bajar más en tu sentadilla.